jueves, 9 de julio de 2009

Enzo Rocco: su reflexiones sobre el concierto del 20 de junio...


Racimo Multiespacio, San Rafael, sábado 20 de junio 2009

Enzo Rocco guitar solo

14 meses después de mi último concierto en San Rafael, 14 meses de la última vez que vi a mi amigo Jorge y la primera vez que me encuentro en Racimo. Dos ocasiones especiales: después de tantos años tocando en San Rafael no toco en la Bodega Champañera Bianchi y no toco en trío.
Toco en el nuevo espacio cultural projectado por mi incansable amigo y toco un solo de guitarra. Mucha adrenalina por todo esto y mucha adrenalina por la semana - terminada la noche antes en un show lleno de emociones - de workshop en Mendoza; y preocupación, durante el viaje en auto con Gabriela Talio: ¿estaré relajado despues que no tuve el tiempo en los últimos días de pensar ni un minuto en este solo que voy a hacer?; ¿habrà un público dispuesto a escuchar un lenguaje radical, sin la mínima concesión al lado espectacular, sólo preocupado de transmitir "de alma a alma" risa, llanto, sangre, sudor y extasis?. Que tonto.

Estamos en San Rafael. llego en el hotel, me duermo media hora, me ducho, voy a encontrarme con Jorge, hablamos y tomamos café como si no hubiera pasado más que un año sino diez minutos de la última vez que nos vimos. y en seguida a preparar el concierto. el sonido, mis pedales, Jorge que hace sus cosas.

Me pongo mi ipod e improviso sin pensar en nada sobre la música que me pasa por las orejas; me relajo, me caliento las manos y me pongo en la condición de no pensar en nada, esperando la hora del concierto; así pasan tres horas. Llega el momento. Los amigos en el público. un saludo como si con ellos también nos hubieramos visto solo el día antes. Y música. Intento olvidarme de todos los problemas técnicos de un solo de guitarra, miro al público en los ojos o cierro los ojos para mirar dentro de mí. No sé si la música salió bien. Se que esta noche en Racimo me llegaban todas las emociones del público, mas fuerte que de costumbre. Será el lugar, será el público asi exigente (¿dónde pasa que entre un tema y otro de un concierto se discute con el público de problemas de estética musical?), será la presencia de gente que amo, será...no se que será. Emociones que hacen que un concierto sea realmente irrepetible. Siempre tendria que ser asì. No siempre esto pasa.

El 20 de junio me permitió dar un gran paso adelante en la búsqueda de mi libertad creativa. Y en la búsqueda de las verdaderas emociones, que son lo que sólo me interesa experimentar en el camino de mi vida.

Enzo/2009

2 comentarios:

gabriel dijo...

Encantado de conocerte, Rocco, a través de tus vivencias en concierto, en San Rafael y con Jorge y los amigos de allá.
Entendí lo que dijiste sobre tu gran paso en el camino a la libertad creativa propia. Un gran abrazo, esperando que coincidamos alguna vez por allí o quién sabe dónde.

enzo dijo...

muchas gracias gabriel! ojalà que nos encontremos en cualquier lugar del mundo...CIAO!!!